Loading...

Páginas vistas en total

viernes, 28 de noviembre de 2008

Apareamiento de ingresos y gastos. Si las perdidas y los gastos incidentales a las ventas a plazos se presentan en importes considerables durante los periodos siguientes a aquel en que se efectúan las ventas, no puede ser fácil inventar un método de aparear los ingresos y los gastos que sea capaz de lograr una determinación razonablemente precisa de las utilidades neta de los diferentes periodos de contabilidad. Hasta ahora se han usado los siguientes métodos:

1) se capta toda la utilidad bruta en el período de la venta, y mediante la creación de reservas, se incluyen entre los gastos del periodo cargos por tales costos posteriores como perdidas en cuentas malas, gastos de cobranzas y, si la experiencia lo aconseja, las perdidas que se sufrirán al recuperar las mercancías.
Teóricamente este es el método mejor porque da como realizada la utilidad en el periodo dentro del cual se hace la venta.
Sin embargo, en algunas circunstancias puede ser virtualmente imposible estimar los costos posteriores con un grado razonable de exactitud, si esto es así, resulta problemático determinar si el método puede ser considerado aceptable.

Este método tiene otra desventaja practica adicional: las reservas provistas para los gastos de cobranza y los costos de reacondicional las mercancías recuperadas no son deducibles a los efectos del impuesto sobre las utilidades; por tanto, las compañías que empleen ese método tendrán que acumular determinados datos especiales para usarlos en el computo de sus oblación por el impuesto sobre las utilidades.

2)Se capta la utilidad bruta correspondiente a las ventas a base de los cobros realizados. Se han empleado tres métodos para captar las utilidades en reacción con los plazos cobrados y a continuación los exponemos, pero los dos primeros son pocas veces convenientes y no son admitidos en los Estados Unidos a los fines del impuesto sobre las utilidades.
a) Los primeros cobros se consideran como una restitución del costo y no se da por realizada ninguna utilidad hasta que los cobros excedan del costo. Este método es demasiado conservador y no tiene justificación, a menos que no puedan recuperarse los bienes, o cuando estos carezcan de valor neto si se recuperan.

b) Los primeros cobros se consideran como utilidad y los últimos como una restitución del costo. Este método suele verse como no conservador; además, tienden a sobre estimar la utilidad neta al no tener en cuenta los gastos futuros relacionados con el sistema de vender a plazos.

c) Se considera que cada cobro incluye una restitución del costo y una utilidad en las mismas proporciones en que estos elementos están incluidos en el precio total de la venta. Asi, si un precio de venta de $150 comprendía $100 de costo de la mercancía vendida y $50 de utilidad, un cobro de $15 se consideraria como comprendiendo una restitución del costo por $10 y $5 de utilidad. Este metodo es aceptable a los fines de la tributacion fiscal, e esta característica ha tenido mas que ver con su mayor uso en la practica de los negocios que lo que han logrado las teorías de la contabilidad.

2 comentarios:

nicolas marte comtreras dijo...

profesor cristian usted no subio la clase de naturalez sobre el ocxido basico mañana no se queje

nicolas marte comtreras dijo...

entre ha todoenmipagina.es.tl